top of page

Pozos de agua compartidos cambiaron su estilo de vida

Comunidades de Caracas se ponen de acuerdo para abaratar costos y mejorar su día a día. Cuentan cómo estos proyectos son una solución maravillosa para muchas familias. “La nuestra es una historia antes y otra después de estos trabajos”, revelan los vecinos




El agua es un regalo de la naturaleza para sostener la vida en el planeta, no obstante, superar las dificultades para acceder al re- curso potable es uno de los mayores retos que enfrenta hoy la población mundial, por lo cual se sumerge en la búsqueda de alternativas para lograrlo.


Tal es el caso del desarrollo de las aguas subterráneas donde particularmente en Venezuela, el sector de perforación de pozos pro- fundos se ha reinventado al punto que avanza exitosamente en el trabajo de la mano con los clientes, para ganarle espacio al problema. Ingenieros, técnicos y comunidades entre sí disímiles, dejan de lado sus particularidades y unen sus mejores voluntades para lograr el abastecimiento que les garantice mayor calidad de vida. La urbanización Los Palos Grandes, en el municipio Chacao en Caracas, es una de las zonas en el país que ha visto concretar el “milagro” de unir esfuerzos, recursos y voluntades para lograr tener fuentes propias de abastecimiento de agua potable.


Y tomó agua del grifo




Los expertos señalan que la perforación de pozos de agua subterránea, se ha convertido en una forma de llevar a las comunidades el líquido de manera más económica y sin el uso de tuberías engorrosas. La explotación de aguas subterráneas en Venezuela es hoy una gran alternativa que abarata los costos en las construcciones, lo importante es que los ciudadanos se involucren con el proyecto y se comprometan en la explotación racional del recurso.


Doménico Augusto, uno de los residentes beneficiados con uno de los proyectos en el municipio Chacao, dijo que en realidad la agudización de la problemática con el servicio fue lo que ayudó a que decidieran acordar el financiamiento de la construcción del pozo, a partir de otras experiencias exitosas en la urbanización.


“Vino la tormenta perfecta, semanas sin agua y los apagones, lo que nos obligó a ponernos de acuerdo, nos gustara o no”, confesó. Como un valor agregado, Augusto agregó que contar con un pozo de agua revaloriza la propiedad y constituye un problema menos ante la crisis de los servicios en Venezuela. “Eso le cambia a uno la vida”, señaló.


Precisamente sobre los costos, Carolina Hernández de Castro dijo que la experiencia con la empresa Agua y Pozos 444, hizo la diferencia y que fuera factible que ellos lo realizaran. No se parecía en nada a lo que conocían hasta entonces con otras empresas y los argumentos y explicación técnica especializada del ingeniero Marcel Laouchez, representante de dicha empresa, los convenció para decidirse a afrontar un proyecto de esa envergadura para su comunidad.

“Fue un proceso fuerte pero muy gratificante, sobre todo cuando luego de días de perforación veíamos más cerca el logro”, reveló.


Gladys Cabaña comentó su experiencia y relató que luego de 6 años continuos de racionamiento de agua en su edificio, con pocos minutos del servicio algunos días a la semana, contar con un pozo de agua “es lo mejor que nos ha podido pasar”.


Precisó que la inversión en este proyecto se convierte a la larga, en un considerable ahorro para las comunidades que destinaban recursos importantes en la compra de cisternas y la instalación de tanques y bombas en sus apartamentos.


Para Almudena de Oheb, residente de otro de los edificios con el proyecto en el municipio, es una la historia antes y otra después de la realización del pozo de agua compartido. “Agua y Pozos444 nos cambió la vida. El agua es esencial y no es justo vivir con 15 minutos de agua tres veces al día”, señaló.


Sobre la experiencia de disfrutar también en sus residencias en Chacao de un pozo de agua subterráneo con esta empresa, el señor José Manuel Sardiñas destacó que el trabajo de construcción del mismo “fue sumamente rápido, fue cuestión de un mes”, tras explicar que la perforación tardó solo una semana.


Sardiñas no pudo ocultar la satisfacción que sintió cuando experimentó por primera vez la salida de agua en su tubería, al punto que reveló que la primera reacción sin ningún temor, fue probarla directamente del grifo.


La industria de perforación de pozos de agua crece a diario y en la actualidad desempeña un importante beneficio para todos los venezolanos y es por eso que muchas empresas entre ellas también Perforaciones Vidalva 1424, ofrecen un servicio bajo los mayores estándares de calidad y excelencia, con eficiencia y eficacia.


Al hablar de su empresa, Yesica Vidaurre señala que formar parte de la nueva generación de perforadores de pozos de agua, le ha permitido evolucionar y cubrir las necesidades de los venezolanos para ofrecer el mismo servicio a un edificio como a varios; “actualmente estamos trabajando pozos de agua para varios edificios que por los costos deciden crear un pozo en común para ahorrar gastos, pero bajo la misma calidad”.


Aseguró que para Perforaciones Vidalva 1424, lo primordial es brindar a nivel nacional el mejor servicio, “quienes nos han dado su confianza saben que con nosotros tienen un pozo garantizado y con niveles altos de excelencia. Los contratistas han quedado satisfechos con los pozos realizados, tanto los individuales como los grupales, ambos servicios son de plena satisfacción para el consumo del vital líquido”.

Los expertos aseguran que Venezuela cuenta con mucha agua en su subsuelo, que en cualquier lugar del país existe la posibilidad de encontrarla, que es solo cuestión de aplicar la metodología científica adecuada para indagar dónde y escoger el mejor sitio. Recuerdan que este recurso es para todos, que hay que compartirla, protegerla y conocerla. “Es satisfactorio beneficiar a las comunidades con estos proyectos, cuando ven salir agua por sus grifos y festejarlo porque es vida”, señalan.


Las manifestaciones de alegría y agradecimiento se dejan ver en todo momento y cartas de reconocimiento llegan a manos de los artífices de esta nueva realidad a partir de la ingeniería y sus alcance.



“Calidad de vida”

Mi calidad de vida la puedo medir por antes y después del pozo de aguas profundas que tenemos entre los 4 edificios. Les puedo decir que mi vida ha cambiado notablemente para mucho mejor, ya estoy haciendo cosas que desde hace años había dejado de hacer por no tener agua normal.


Algunas de esas cosas son: voy al Parque del Este, para mantener mi salud al hacer ejercicio, puedo ir a disfrutar de ese magnifico Ávila, cocino lo que yo deseo cuando yo deseo, invito a gente a mi casa a comer, me ducho cuando quiero, duermo cuando quiero sin tener que estar pendiente de las 6AM, llego a la hora que quiero, sin tener que estar pendiente de las 8PM, lavo la ropa a cualquier hora, salgo a casa de amigos, limpio el apartamento con agua limpia, y así pare de contar...todo lo hago con una felicidad por tener agua normal.


Bendito sea Dios que nos dio unos vecinos que contra viento y marea, lograron conseguir que hiciéramos el pozo y que disfrutemos de una “Definitivamente mejor calidad de vida”


Los felicito y les doy las gracias a los vecinos. Y agradecimiento especial a la Sra. Carolina, y los líderes de cada edificio quienes fungieron de capitanes del proyecto.


A la empresa del Ing. Marcel, ¡que nos demostró que son expertos en pozos!

¡Habemus aquam!


Por: Lic. María del Valle Fernández.





143 visualizaciones0 comentarios
bottom of page